35% de descuento en cualquier curso

GRATIS

Webinar con el Dr. Cobb

Últimos días para inscribirse

Prevención y preparación de caídas basadas en el cerebro.

Únete EN PERSONA o LIVESTREAM 22-23 de junio

Hasta un 40% de descuento en cursos de certificación - Hasta el 21 de marzo

Rebajas de Maestría en movimiento

Vídeo de lo más destacado

- Identificar las piezas que faltan.
- Mirar globalmente, no localmente.
- Los problemas de entrada provocan problemas de salida.

Llegaste al video #3, así que hoy vamos a hablar de las piezas que faltan para optimizar tu entrenamiento.

Vídeo 1: https://zhealtheducation.com/episode-166-the-one-path-to-many-goals/
Vídeo 2: https://zhealtheducation.com/episode-167-how-your-movement-is-determined/

Para el vídeo de hoy, quiero hablar de las entradas. En los dos vídeos anteriores, hemos hablado, en primer lugar, de cómo Z-Health se centra en mejorar el movimiento, siendo un mejor movimiento la clave para una mejor función, independientemente de si estás tratando de salir del dolor, mejorar el aspecto de tu cuerpo, rendir mejor en el deporte o prevenir lesiones.

En el segundo vídeo, hablé de la versión simplificada de cómo funciona el sistema nervioso humano, porque el sistema nervioso se encarga del movimiento, así que si tenemos que mejorar el movimiento, tenemos que mejorar el sistema nervioso. Cuando hablé del sistema nervioso, dije: "Escucha, sólo hace 3 cosas: toma la entrada, interpreta lo que esas entradas significan y decide qué hacer al respecto, y luego crea una salida".

Ahora, en el video de hoy, quiero hablar de las entradas, porque los practicantes de Z-Health, los entrenadores de Z-Health, son entrenados casi fanáticamente para convertirse en expertos en las entradas. Cada vez que miramos las salidas eventuales, vale alguien ha caminado y tiene dolor de pies. Digamos que ese eres tú.

La razón número 1 por la que estás viendo al terapeuta que estás viendo es porque tienes dolor de pies, lo llaman fascitis plantar o algo así. Quiero explorar contigo toda esta idea de que las entradas pueden cambiar todo y tenemos que mirar globalmente y no localmente.

Cuando empezamos a pensar en esto, la forma más fácil de visualizar cómo funcionan tu cuerpo y tu cerebro en tu entorno es reconocer que nos movemos por un mundo que tiene peligros potenciales. Mientras voy caminando, me llegan inputs a los ojos. Mis ojos escanean el entorno en busca de grietas en la acera con las que pueda tropezar, perros grandes, animales sueltos, coches que se desvían, ciclistas que se acercan y que pueden hacerme caer delante de un autobús, lo que sea. Mis ojos están constantemente escaneando en busca de amenazas.

Además, tengo un sistema llamado oído interno, sistema vestibular, a cada lado. Es muy complicado, pero básicamente el objetivo de ese sistema es decirme en qué dirección voy y cuál es la correcta. Tiene que ser muy, muy preciso para funcionar bien en cualquier entorno, sobre todo si tengo que hacer movimientos extraños o diferentes, como en los deportes.

A partir de ahí, soy constantemente consciente de mi respiración, de mi ritmo cardíaco. Todo eso está ocurriendo en un nivel diferente dentro del sistema nervioso, y luego tengo también toda la información o entrada que viene de todas las articulaciones de mi cuerpo, las pequeñas terminaciones nerviosas que rodean las articulaciones, los músculos, los tendones y los ligamentos. Ahora, es una gran cantidad de información, pero vamos a echar un vistazo a cómo esto podría jugar en relación con el dolor de pies, ¿de acuerdo?

Alguien, digamos que eres tú, y viniste quejándote de una especie de fascitis plantar clásica, vale, fascitis plantar, lo que la gente llama espolón calcáneo, o pies dolorosos. Ahora, si usted vino a ver a un terapeuta regular, un médico, hay un montón de cosas diferentes que pueden hacer. Pueden inyectarte esteroides, pueden movilizar tu tobillo, pueden ajustar tu pie, pueden vendar tu pie, pueden darte ortóticos, cambiar los zapatos que usas, etcétera.

En muchos casos, eso ayudará, pero la pregunta es: ¿qué hacer cuando no ayuda? Desde el punto de vista de Z-Health, tenemos que ampliar nuestra visión y decir que hay que mirar a la entrada global. Déjenme darles un ejemplo, y esta es una prueba que pueden hacer ustedes mismos.

Si quieres, ponte de pie. Esto es mejor hacerlo sin zapatos, pero si puedes estar de pie sin zapatos, sólo párate normalmente, y nota la presión o el peso en tu pie, ¿de acuerdo? Fíjate en dónde llevas el peso. Luego quiero que hagas algo muy simple. Quiero que imagines que hay algo delante de ti que no puedes ver muy bien.

Quiero que entrecierres los ojos un poco y que empujes la cabeza hacia delante para intentar ver con más claridad. Ahora, imagina que haces eso, y quiero que prestes atención a la distribución del peso en tu pie. Lo que la mayoría de la gente descubrirá es que cuando los ojos se entrecierran y la cabeza se adelanta, todo el peso de su cuerpo se dirige un poco hacia adelante. Empiezan a tener más presión en los dedos de los pies, y la parte inferior del pie se vuelve más tensa.

Ahora, por qué traigo esto a colación, puede sonar un poco raro, pero puedes imaginar que alguien de la nada, tienen 40 años, 45 años, comenzaron a caminar para hacer ejercicio, o comenzaron a correr, comenzaron a ir al gimnasio, y de repente sus pies comenzaron a doler. Al mismo tiempo, empiezan a reconocer que, hombre se está haciendo un poco más difícil ver las cosas de cerca.

Cuando pensamos en las cosas desde una perspectiva de entrada, ¿puedes visualizar la posibilidad de que un cambio en la entrada visual esté causando un cambio en la postura? El cambio en la postura está causando un cambio en el lugar donde se lleva el peso en el cuerpo, así que si muevo la cabeza hacia adelante debido a mis ojos, ahora de repente los dedos de mis pies están agarrando el suelo un poco más fuerte. Ahora los 3000, 5000, 10000, 15000 pasos que estoy dando cada día, la calidad del movimiento se ha alterado, y de repente estoy teniendo mucha tensión localizada que se acumula alrededor de esa fascia plantar, y el resultado es el dolor de pies.

Ahora, eso es sólo un ejemplo de lo que podría ser cientos de diferentes problemas de entrada que podría resultar en la fascitis plantar. La forma en que vemos esto, como dije, en Z-Health es que tenemos una lista. Para nuestros entrenadores, para nuestros profesionales, decimos, chicos aquí hay 8 áreas diferentes del cuerpo donde las cosas pueden ir mal. A partir de esas 8 áreas, pueden extrapolar y decir, bien, estos son los diferentes receptores que puedo necesitar para probar.

La mejor parte de utilizar la metodología Z-Health es, de nuevo, que no nos importa qué herramienta utilices. Si te gustan las kettelbells, si te gusta correr, si te gustan los triatlones, no importa. Lo que realmente nos interesa son los problemas de entrada que pueden haberse desarrollado a lo largo del tiempo y que están limitando tu capacidad de moverte bien, porque esos problemas de entrada, cuando se solucionan, quitarán los frenos de tu cuerpo, y te ayudarán a lograr más eficientemente las cosas que estás buscando lograr.

Espero que hayas disfrutado del vídeo nº 3. En el vídeo 4, hablaremos de evaluar y reevaluar, y de cómo esa es la clave para saber si lo que estás haciendo es realmente importante.

Seleccionadores genéricos
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Selectores de tipo de entrada
Correo electrónico:
Filtrar por categorías
Abdomen
Accesorio
ACL
Aductores
Tobillo
Antienvejecimiento
Arco
Brazo
Atletismo
Sistema nervioso autónomo
Axilar
Entrenamiento de equilibrio
Bíceps
Tensión arterial
Respiración
Carpals
Cerebelo
Cervical
Clavícula
Coxis
Cognición
Cuello Hueso
Peroné común
Actualización de la empresa/anuncio
Conmoción cerebral
Contracción
Coordinación
Núcleo
Cartílago costal
Nervios craneales
Percepción de la profundidad
Diafragma
Mareos
Orejas
Educación
Codo
Resistencia
Ojos
Facial
Prevención de caídas
Pies
Femoral
Dedos
Antebrazo
Golf
Cambio de hábitos
Isquiotibiales
Mano
Coordinación mano-ojo
Cabeza
Audiencia
Cadera
Labrum de la cadera
Hipogloso
Intercostal
Intestinos
Isométrico
Mandíbula
Rodilla
Cutánea Femoral Lateral
Dorsal ancho (Lat)
LCL
Pierna
Espalda baja
Lumbar
Mapa
MCL
Mediana
Menisco
Metacarpianos
metrónomo
Media espalda
Mindfulness
Movilidad
Boca
Musculocutáneo
Nasal
Cuello
Neurología
Nariz
Nutrición
Obturador
Oculomotor
Óptica
Alivio del dolor
Suelo pélvico
Pelvis
Rendimiento
Visión periférica
Falanges
Frenético
Fascia plantar
Popliteus
Postura
Generación de energía
Cuadriceps
Radial
Rango de movimiento
Lectura/Investigación
Reflejo
Rehabilitación
Relajación
Respiración
Costillas
Manguito de los rotadores
Sacroilíaca
Sacrum
Safena
Escápula
Ciática
Sensorial
Hombro
Hojas de los hombros
Velocidad
Médula espinal
Estabilidad
Resistencia
Estómago
Fuerza
Estiramiento
Supraescapular
Sural
Talus
Tarsales
Torácico
Tibia
Tibial
TMJ
Dedos de los pies
Lengua
Tracción
Trampa
Trapecio
Tríceps
Trigémino
Troclear
Ulnar
Sin categoría
Vago
Vértigo
Entrenamiento vestibular
Vestibulococlear
Visión
Calentamiento
Pérdida de peso
Muñeca

Desbloquee 30 días de acceso gratuito a nuestro curso exploratorio

0
Su cesta
Su cesta está vacíaVolver a Cursos

Inscríbase para recibir los últimos recursos de formación

Reciba también una copia gratuita de nuestra lista de lecturas recomendadas