35% de descuento en cualquier curso

GRATIS

Webinar con el Dr. Cobb

INSCRIPCIONES ABIERTAS

Prevención y preparación de caídas basadas en el cerebro.

Únete EN PERSONA o LIVESTREAM 22-23 de junio

Hasta un 40% de descuento en cursos de certificación - Hasta el 21 de marzo

Rebajas de Maestría en movimiento

Vídeo de lo más destacado

- Contexto fisiológico e impacto.
- Ciencia de la lengua y parámetros.
- Posición de la lengua y demostración de ejercicios fáciles de probar.

Hoy vamos a hablar de la lengua, la fuerza y la visión.

Hoy vamos a hablar de lo que se denomina posición fisiológica de reposo de la lengua, también conocida como spot, y su influencia en la fuerza, el movimiento y la visión

Ahora, sé que suena como un tema extraño, así que déjame entrar en él. Probablemente me has oído hablar en blogs anteriores, o cursos, o lo que sea, sobre lo que se llama una posición fisiológica de reposo para la lengua. Ahora bien, eso es mucho decir, así que normalmente sólo nos referimos a ella es un punto.

El punto, voy a mostrarte cómo encontrarlo aquí en un minuto. En realidad es increíblemente importante desde una perspectiva fisiológica porque logra un montón de cosas importantes.

Tu lengua, la musculatura de la lengua está profundamente conectada a los músculos de la mandíbula y la garganta, y como resultado, si tienes una mala posición de la lengua, lo que ocurre es que puedes tener una mala posición del cuello, una mala estabilidad del cuello, y eso puede influir realmente en el equilibrio, y también, como muestran algunas investigaciones nuevas, puede influir definitivamente en la fuerza muscular.

De hecho, hubo un estudio realizado en 2014 que demostró que mantener la posición correcta de la lengua en el entrenamiento de fuerza podría realmente aumentar su fuerza hasta un 30%, lo que me parece absolutamente loco.

Enlace del estudio: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3940506/

Hubo otro estudio reciente que salió hace unos meses que demostró que la posición de la boca, manteniendo los dientes cerrados, frente a mantener la boca abierta, mejora la potencia explosiva en los atletas. Todo esto se relaciona con la forma en que enseñamos esto, así que lo que quiero hacer es llevarte a través de la posición básica, y luego te voy a dar algunos básicos ... algunas ramificaciones potenciales de la misma, y luego cómo empezar a entrenar esto.

Ahora, esta es la primera parte de una serie de dos partes, porque en el próximo blog también voy a hablar de cómo utilizar la posición de la lengua mientras se hacen algunos ejercicios específicos para el cuello para ayudar también a la visión.

La joven pelirroja está sacando la lengua alegremente

Huh, suena raro. Muy bien, así que en primer lugar, lo que queremos hacer es encontrar el punto. La forma más fácil de hacer esto es realizar un ejercicio, lo creas o no, llamado la sonrisa cursi. Es un ejercicio que parece tonto, pero básicamente lo que vas a hacer es levantar las cejas, vas a poner una gran sonrisa, y luego vas a colocar tu lengua en posición y tratar de tragar.

Ahora, la mayoría de las personas, cuando hacen esto, lo que sucederá es que la parte delantera de la lengua estará justo detrás de los dientes delanteros, pero sin tocarlos. La boca estará cerrada, y la parte posterior de la lengua estará contra el techo de la boca. La forma más fácil de hacerlo es simplemente realizar el ejercicio; una gran sonrisa, y luego practicar la deglución.

Si lo haces cuatro o cinco veces, empezarás a preparar tu cerebro para saber dónde debe descansar tu lengua a lo largo del día.

Esto es realmente importante porque si no puedes mantener esa posición, mucha gente se queda sin respirar por la boca. Sabemos que eso es un problema. Si mantienes la lengua en el lugar correcto te obliga a ser un respirador nasal, que, de nuevo, si escuchas los blogs anteriores sabes que es un aspecto realmente importante también para la salud y para el rendimiento.

La forma en que te recomendamos que lo hagas es que practiques la sonrisa cursi tres veces cada hora, ¿de acuerdo? Pon un pequeño reloj, una pequeña alarma en tu reloj, o algo en tu escritorio. Cuando suene la alarma, practica. Cejas arriba, gran sonrisa, lengua al paladar, coger el punto y tragar tres o cuatro veces. Tus compañeros de trabajo se preguntarán absolutamente si te estás volviendo loco, lo que es algo genial en sí mismo.

Ahora bien, el beneficio secundario de todo esto es que, al habituar esta posición de la lengua, puede repercutir en su visión. Puede afectar a la estabilidad del cuello, al dolor de cuello, a los problemas de hombros y al equilibrio.

De hecho, hubo un estudio realmente interesante que analizó la posición de la lengua y su influencia en el equilibrio de los adultos. Fueron 117, si no recuerdo mal, adultos mayores de 30 años. Lo que hicieron fue ponerlos en una placa de fuerza y hacerles cerrar los ojos. Ahora bien, una placa de fuerza mide cuánto te balanceas, y lo que encontraron fue que la lengua en el fondo de la boca, que es la posición antrópica, frente a la lengua en la posición correcta, tenía una diferencia significativa en el equilibrio.

Enlace del estudio: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3940506/

Si colocas la lengua en el lugar correcto, no sólo tu cuello funciona mejor, sino que todo tu cuerpo funciona mejor.

Esto es, de nuevo, una de esas cosas extrañas. Sé que parece un detalle menor, pero sinceramente, cuando ves a tanta gente, como nosotros, que viene con un traumatismo craneal, un traumatismo cervical, reorganizarlos y reeducar la boca y la mandíbula, y la lengua en particular, puede ser muy importante para ayudar a la gente a superar lo que sea que les esté molestando.

Lo que me gustaría que hicieras esta semana, es practicar el trabajo de encontrar el punto una y otra vez, cuando salgas a pasear, cuando corras, si estás entrenando en el gimnasio, intenta aguantar todo lo que puedas en esa posición.

Es posible que ya notes algo significativamente diferente en los próximos días, y la semana que viene te hablaré un poco más sobre cómo utilizar esta idea, junto con algunos ejercicios para el cuello, para ayudar potencialmente a mejorar tu visión.

Gracias.

Seleccionadores genéricos
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Selectores de tipo de entrada
Correo electrónico:
Filtrar por categorías
Abdomen
Accesorio
ACL
Aductores
Tobillo
Antienvejecimiento
Arco
Brazo
Atletismo
Sistema nervioso autónomo
Axilar
Entrenamiento de equilibrio
Bíceps
Tensión arterial
Respiración
Carpals
Cerebelo
Cervical
Clavícula
Coxis
Cognición
Cuello Hueso
Peroné común
Actualización de la empresa/anuncio
Conmoción cerebral
Contracción
Coordinación
Núcleo
Cartílago costal
Nervios craneales
Percepción de la profundidad
Diafragma
Mareos
Orejas
Educación
Codo
Resistencia
Ojos
Facial
Prevención de caídas
Pies
Femoral
Dedos
Antebrazo
Golf
Cambio de hábitos
Isquiotibiales
Mano
Coordinación mano-ojo
Cabeza
Audiencia
Cadera
Labrum de la cadera
Hipogloso
Intercostal
Intestinos
Isométrico
Mandíbula
Rodilla
Cutánea Femoral Lateral
Dorsal ancho (Lat)
LCL
Pierna
Espalda baja
Lumbar
Mapa
MCL
Mediana
Menisco
Metacarpianos
metrónomo
Media espalda
Mindfulness
Movilidad
Boca
Musculocutáneo
Nasal
Cuello
Neurología
Nariz
Nutrición
Obturador
Oculomotor
Óptica
Alivio del dolor
Suelo pélvico
Pelvis
Rendimiento
Visión periférica
Falanges
Frenético
Fascia plantar
Popliteus
Postura
Generación de energía
Cuadriceps
Radial
Rango de movimiento
Lectura/Investigación
Reflejo
Rehabilitación
Relajación
Respiración
Costillas
Manguito de los rotadores
Sacroilíaca
Sacrum
Safena
Escápula
Ciática
Sensorial
Hombro
Hojas de los hombros
Velocidad
Médula espinal
Estabilidad
Resistencia
Estómago
Fuerza
Estiramiento
Supraescapular
Sural
Talus
Tarsales
Torácico
Tibia
Tibial
TMJ
Dedos de los pies
Lengua
Tracción
Trampa
Trapecio
Tríceps
Trigémino
Troclear
Ulnar
Sin categoría
Vago
Vértigo
Entrenamiento vestibular
Vestibulococlear
Visión
Calentamiento
Pérdida de peso
Muñeca

Desbloquee 30 días de acceso gratuito a nuestro curso exploratorio

0
Su cesta
Su cesta está vacíaVolver a Cursos

Inscríbase para recibir los últimos recursos de formación

Reciba también una copia gratuita de nuestra lista de lecturas recomendadas