35% de descuento en cualquier curso

GRATIS

Webinar con el Dr. Cobb

INSCRIPCIONES ABIERTAS

Prevención y preparación de caídas basadas en el cerebro.

Únete EN PERSONA o LIVESTREAM 22-23 de junio

Hasta un 40% de descuento en cursos de certificación - Hasta el 21 de marzo

Rebajas de Maestría en movimiento

Vídeo de lo más destacado

- Acerca de la neuritis cubital
- Ejercicios para el nervio cubital

Hola, soy el Dr. Eric Cobb de Z-Health Performance y hoy continuamos con nuestra serie sobre el codo de golfista, centrándonos en la conexión del nervio cubital. Si eres nuevo en Z-Health, somos una empresa de entrenamiento basado en el cerebro. Nos especializamos en trabajar con médicos, entrenadores y terapeutas de clase mundial. Así que, si encuentras esta información interesante + estás buscando formación sobre la combinación de la Neurociencia con la Biomecánica, por favor asegúrate de echar un vistazo a todos nuestros recursos gratuitos y nuestros cursos gratuitos para hacerte una idea de lo que hacemos.
Muy bien, hasta ahora hemos pasado algún tiempo (creo que cuatro vídeos hasta ahora) hablando sobre el Codo de Golfista. Cuando empezamos la serie, dijimos: "Mira, hay un par de problemas; uno es la pérdida de capacidad del tejido local, fuerza, resistencia, etc. así como problemas en la cadena cinética". Hasta ahora hemos visto muchos de los problemas de la cadena cinética y la última vez estuvimos hablando de "vale, ¿cuáles son algunos enfoques básicos de los tejidos blandos que puedes hacer en casa?". Ahora vamos a pasar a otro subconjunto de cuestiones.
Si nos fijamos en la investigación sobre el codo de golfista, a menudo encontraremos que alrededor del 50% de las personas que sufren epicondilitis medial tienen lo que se conoce como neuritis cubital. Se trata de una inflamación del nervio cubital. El nervio cubital es el nervio que, si eres de los EE.UU. y te golpeas el codo con algo, te produce una sensación de zumbido muy dolorosa hasta el dedo meñique y el anular, que aquí llamamos "hueso de la risa" y que no tiene nada de gracioso, ¡pero es el nervio cubital! A menudo, como el nervio cubital discurre por un pequeño surco justo al lado del epicóndilo medial, si esta zona está inflamada o irritada, es muy posible que el nervio cubital también se irrite. Por lo tanto, usted puede estar trabajando en la mejora de la cadena cinética, trabajando en algunos de los masajes, trabajando en el fortalecimiento, y todavía estar experimentando problemas significativos. Si ese es el caso, entonces tenemos que trabajar en el nervio cubital. Hay un par de maneras de hacerlo. 

Descargue nuestro Ebookgratuito de Neurofundamentos

Queremos asegurarnos de que es capaz de moverse a través de los tejidos cómodamente y la forma en que lo hacemos es mediante lo que llamamos Conexión del Nervio Cubital o ejercicios neurodinámicos. Es un ejercicio muy sencillo, así que voy a explicártelo. Vamos a trabajar primero en el lado en el que no tienes el problema, así que, imaginemos que tengo el epicóndilo medial del lado izquierdo más leve. Esto es lo que quiero que hagas: presiona sobre él y luego aprieta y pronate o haz cualquiera de los movimientos que te resulten molestos y obtén un nivel de dolor. Luego vamos a ir al lado opuesto del cuerpo y vamos a empezar a trabajar allí. Si tengo problemas en el lado izquierdo, voy a coger mi mano derecha y voy a coger mi palma y apuntarla a la pared detrás de mí. Voy a separar mis dedos, voy a extender mi muñeca, y luego voy a flexionar mi codo. Ahora desde aquí, una de las piezas más críticas de esto es tomar tu omóplato y tirarlo hacia abajo suavemente. Una vez que lo hayas bajado, vas a levantar el codo y luego, aquí está la clave; vas a llevarlo hacia un lado y vas a mirar tu mano. La conexión del nervio cubital es vital para entender y aliviar las molestias.

Tienda Z-Health

Cuando hagas eso ahora, cuando salgas hacia un lado, y mires tu mano, si todo esto se está haciendo correctamente probablemente sentirás literalmente una pequeña sensación de tirón a través de tu codo. Incluso puedes sentir un hormigueo en el dedo meñique, etc. Necesito que mantengas esto muy suave. Le decimos a la gente, si puedes imaginar una escala del uno al diez (diez es que sientes como si mi nervio fuera a estallar) queremos que mantengas esto alrededor del nivel tres. Así que debe ser muy suave. La forma de mantenerlo suave al principio es mirando la mano mientras lo hacemos. Así que repite esto cuatro o cinco veces y me gusta que la gente lo haga, ya sabes, bajando todo el camino y luego volviendo a subir. Puedes parar si quieres y hacer pequeños movimientos si te sientes bien, pero después de haber hecho cinco o diez repeticiones, vuelve al lado problemático y vuelve a probar. Comprueba si te ha servido de algo. Sé que puede parecer extraño, pero hay algunos mecanismos cerebrales por los que si trabajamos en el lado opuesto del cuerpo, podemos crear cierto alivio del dolor de bajo grado en el lado opuesto. Así que, si estás muy inflamado o muy irritado, puede ser valioso empezar en el lado opuesto. Ahora, una vez que has hecho el lado opuesto ahora puedes ir al lado problemático y repetir. De nuevo, apunto la palma de la mano hacia la pared, separo los dedos, extiendo la muñeca, flexiono el codo y tiro del omóplato hacia abajo. Voy a levantar el codo hacia arriba y luego voy a girar hacia un lado y voy a mirar mi mano. Ahora, cuando miro mi mano esto hace que el ejercicio sea un poco menos intenso. Si has progresado y te sientes mejor y las cosas van bastante bien y quieres hacer de esto un ejercicio más intenso, entonces lo que harías es; una vez que llegues a este punto donde digo que mires tu mano, en realidad quiero que mires hacia otro lado mientras sacas el codo. Si miras hacia otro lado, vas a terminar poniendo un poco más de tensión en ese nervio. Así que hay formas de retroceder y progresar en este ejercicio en particular. Este es uno de nuestros favoritos. Lo utilizamos todo el tiempo, así que inténtalo. Esperamos que te sirva de ayuda. Para ti, asegúrate de que después de hacer esto siempre vuelves atrás y vuelves a probar para asegurarte de que tu cerebro se siente más seguro con el movimiento.

Seleccionadores genéricos
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Selectores de tipo de entrada
Correo electrónico:
Filtrar por categorías
Abdomen
Accesorio
ACL
Aductores
Tobillo
Antienvejecimiento
Arco
Brazo
Atletismo
Sistema nervioso autónomo
Axilar
Entrenamiento de equilibrio
Bíceps
Tensión arterial
Respiración
Carpals
Cerebelo
Cervical
Clavícula
Coxis
Cognición
Cuello Hueso
Peroné común
Actualización de la empresa/anuncio
Conmoción cerebral
Contracción
Coordinación
Núcleo
Cartílago costal
Nervios craneales
Percepción de la profundidad
Diafragma
Mareos
Orejas
Educación
Codo
Resistencia
Ojos
Facial
Prevención de caídas
Pies
Femoral
Dedos
Antebrazo
Golf
Cambio de hábitos
Isquiotibiales
Mano
Coordinación mano-ojo
Cabeza
Audiencia
Cadera
Labrum de la cadera
Hipogloso
Intercostal
Intestinos
Isométrico
Mandíbula
Rodilla
Cutánea Femoral Lateral
Dorsal ancho (Lat)
LCL
Pierna
Espalda baja
Lumbar
Mapa
MCL
Mediana
Menisco
Metacarpianos
metrónomo
Media espalda
Mindfulness
Movilidad
Boca
Musculocutáneo
Nasal
Cuello
Neurología
Nariz
Nutrición
Obturador
Oculomotor
Óptica
Alivio del dolor
Suelo pélvico
Pelvis
Rendimiento
Visión periférica
Falanges
Frenético
Fascia plantar
Popliteus
Postura
Generación de energía
Cuadriceps
Radial
Rango de movimiento
Lectura/Investigación
Reflejo
Rehabilitación
Relajación
Respiración
Costillas
Manguito de los rotadores
Sacroilíaca
Sacrum
Safena
Escápula
Ciática
Sensorial
Hombro
Hojas de los hombros
Velocidad
Médula espinal
Estabilidad
Resistencia
Estómago
Fuerza
Estiramiento
Supraescapular
Sural
Talus
Tarsales
Torácico
Tibia
Tibial
TMJ
Dedos de los pies
Lengua
Tracción
Trampa
Trapecio
Tríceps
Trigémino
Troclear
Ulnar
Sin categoría
Vago
Vértigo
Entrenamiento vestibular
Vestibulococlear
Visión
Calentamiento
Pérdida de peso
Muñeca

Desbloquee 30 días de acceso gratuito a nuestro curso exploratorio

0
Su cesta
Su cesta está vacíaVolver a Cursos

Inscríbase para recibir los últimos recursos de formación

Reciba también una copia gratuita de nuestra lista de lecturas recomendadas