35% de descuento en cualquier curso

GRATIS

Webinar con el Dr. Cobb

Prevención y preparación de caídas basadas en el cerebro.

La compra incluye una invitación a una sesión de preguntas y respuestas el 23 de julio.

Nuevo curso Cefalea: La Guía del Profesional Basada en el Cerebro

¡Oferta $399!

$599

Rebajas hasta el 31 de julio

Hasta un 40% de descuento en cursos de certificación - Hasta el 21 de marzo

Rebajas de Maestría en movimiento

Vídeo de lo más destacado

- La visión como hábito.
- Por qué y cómo entrenar la visión.
- Instrucciones de ejercicios fáciles de seguir.

Hoy vamos a ver un ejercicio rápido que puedes hacer para contrarrestar la tensión del ordenador.

Si eres como yo, pasas mucho tiempo mirando el ordenador, el teléfono o algún otro dispositivo electrónico.

Una de las cosas que ocurre cuando pasamos más tiempo mirando estas pantallas es que empezamos a desarrollar malos hábitos oculares, malos hábitos visuales. Por lo general, lo que sucede cuando pasamos cuatro, seis, ocho horas al día mirando una pantalla, nuestros ojos comienzan a adaptarse a eso.

Una de las cosas que mucha gente no se da cuenta o no entiende sobre nuestro sistema visual es que la forma en que vemos es en realidad muy habitual. Si queremos mejorar nuestros ojos, queremos mejorar cómo se sienten nuestros ojos a lo largo del día, tenemos que hacer algo no habitual para crear el cambio. Tenemos que hacer que nuestro cerebro le preste atención.

Actualmente estoy en medio de la reescritura de un montón de cosas dentro de nuestra oficina, así que estoy pasando muchas, muchas horas frente al ordenador actualmente. Hoy quería compartir con vosotros uno de mis ejercicios favoritos de relajación ocular. Está tomado de algunos de los trabajos que hacemos con el sistema vestibular, nuestro sistema de equilibrio, del cuerpo. Puedes utilizarlo de varias maneras.

La razón por la que lo menciono es que cuando empieces a probar este ejercicio, ten cuidado, porque si te marea puede significar que tienes un pequeño problema en el oído interno que necesita ser tratado. Vamos a repasar esta idea muy simple, un ejercicio muy simple. Sólo sigue a lo largo.

Lo primero que quiero que hagas si estás delante de tu ordenador: levántate. Tienes que alejarte del ordenador para este ejercicio. Quiero que te levantes y te pongas de pie y respires un poco.

La segunda cosa que vamos a hacer es tomar nuestro dedo pulgar o índice y mantenerlo tal vez un pie a un pie y medio en frente de tus ojos. Crear un enfoque suave en la uña. No un enfoque duro, como si estuvieras leyendo algo en tu iPad, sino un enfoque suave. Quiero que veas el dedo, pero que veas el resto de la habitación.

Una vez que tengas un enfoque suave en eso, vas a empezar a hacer un movimiento como este. Estoy rotando sobre las bolas de mis pies mientras giro de lado a lado.

La idea, mientras hago esto, es que mantengo ese enfoque suave en el dedo índice. También quiero estar prestando atención a lo que está sucediendo en el resto del mundo, además del dedo.

Cuando muevo el dedo hacia la derecha, el resto del mundo va hacia la izquierda, y viceversa. Una de las partes buenas de este pequeño y sencillo ejercicio es que conseguirá que tus ojos se relajen, y tus ojos se relajarán más siempre que intentes ver otros detalles además de centrarte en el dedo. El contraste entre el enfoque suave del objeto en primer plano y el resto del mundo que se mueve detrás de ti suele ser fantástico para conseguir que te relajes. Ese es el primer paso, un bonito movimiento de lado a lado. De nuevo, el enfoque suave aquí, fíjate en el resto del mundo.

Segundo paso, entonces. Queremos hacerlo en una dirección hacia arriba y hacia abajo. Normalmente cambiaré a mi pulgar para esto. No voy a mover mi cuerpo así. Puedes hacerlo. Para mantenerlo simple, sólo vas a tomar el pulgar y vas a seguir el pulgar con tus ojos.

De nuevo, manteniendo un enfoque suave en el pulgar, pero, más importante, prestando atención al mundo que se mueve detrás del pulgar. Permítanme darles un par de detalles específicos para ayudar a solucionar los problemas que puedan surgir al hacer este ejercicio.

El problema número uno que veo es que cuando la gente empieza a moverse se fija mucho en el dedo, y su cabeza y su dedo se juntan porque piensan que el objetivo es centrarse en la uña. No es así. Mantente erguido. Si lo necesitas, puedes ajustar el dedo.

No te preocupes si lo ves muy claro ahora, porque, recuerda, estamos trabajando en un enfoque suave. Número uno, sólo presta atención mientras haces el ejercicio. ¿Ves el resto del mundo? Si te fijas demasiado en el objetivo, eso va a frustrar el propósito, y continuamente añadirás tensión a tus ojos. Ese sería el número uno.

Número dos: ten cuidado con la velocidad, sobre todo si los ejercicios te marean. Está perfectamente bien que te muevas a un ritmo mucho más tranquilo porque todavía puedes ver el mundo. Si necesitas ayuda, en otras palabras, si necesitas crear algo para asegurarte de que te estás centrando en los detalles, ir más despacio mientras te mueves te permitirá ver más detalles periféricos, y eso puede hacer que el ejercicio sea más efectivo para ti, especialmente al principio.

Utilízalos para resolver el problema, si lo necesitas. Si no, buena suerte.

Mi recomendación para este pequeño ejercicio es hacer unas 20 repeticiones del aspecto rotativo, 20 repeticiones del vertical. Luego, si te sientes con ganas, puedes empezar a hacer algunas diagonales diferentes. Puedes hacer otros movimientos corporales.

En realidad, no importa, siempre que mantengas una suave concentración en la mano o el dedo y también prestes atención al resto del mundo. El movimiento de este, la respiración que viene con él, y luego, de nuevo, la adquisición de alrededor de 20 repeticiones de cada uno le dará a sus ojos una gran oportunidad para relajarse.

Es fantástico hacerlo en tus descansos a lo largo del día, suponiendo que los tomes. Deberías tomártelos. Levántate, aléjate de tu escritorio. Muévete. Ejercita tus ojos. Aprende a usarlos de forma no habitual. Te lo agradecerán.

Si tiene alguna pregunta sobre esto, hágamelo saber.

Gracias.

Seleccionadores genéricos
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Selectores de tipo de entrada
Correo electrónico:
Filtrar por categorías
Abdomen
Accesorio
ACL
Aductores
Tobillo
Antienvejecimiento
Arco
Brazo
Atletismo
Sistema nervioso autónomo
Axilar
Entrenamiento de equilibrio
Bíceps
Tensión arterial
Respiración
Carpals
Cerebelo
Cervical
Clavícula
Coxis
Cognición
Cuello Hueso
Peroné común
Actualización de la empresa/anuncio
Conmoción cerebral
Contracción
Coordinación
Núcleo
Cartílago costal
Nervios craneales
Percepción de la profundidad
Diafragma
Mareos
Orejas
Educación
Codo
Resistencia
Ojos
Facial
Prevención de caídas
Pies
Femoral
Dedos
Antebrazo
Golf
Cambio de hábitos
Isquiotibiales
Mano
Coordinación mano-ojo
Cabeza
Audiencia
Cadera
Labrum de la cadera
Hipogloso
Intercostal
Intestinos
Isométrico
Mandíbula
Rodilla
Cutánea Femoral Lateral
Dorsal ancho (Lat)
LCL
Pierna
Espalda baja
Lumbar
Mapa
MCL
Mediana
Menisco
Metacarpianos
metrónomo
Media espalda
Mindfulness
Movilidad
Boca
Musculocutáneo
Nasal
Cuello
Neurología
Nariz
Nutrición
Obturador
Oculomotor
Óptica
Alivio del dolor
Suelo pélvico
Pelvis
Rendimiento
Visión periférica
Falanges
Frenético
Fascia plantar
Popliteus
Postura
Generación de energía
Cuadriceps
Radial
Rango de movimiento
Lectura/Investigación
Reflejo
Rehabilitación
Relajación
Respiración
Costillas
Manguito de los rotadores
Sacroilíaca
Sacrum
Safena
Escápula
Ciática
Sensorial
Hombro
Hojas de los hombros
Velocidad
Médula espinal
Estabilidad
Resistencia
Estómago
Fuerza
Estiramiento
Supraescapular
Sural
Talus
Tarsales
Torácico
Tibia
Tibial
TMJ
Dedos de los pies
Lengua
Tracción
Trampa
Trapecio
Tríceps
Trigémino
Troclear
Ulnar
Sin categoría
Vago
Vértigo
Entrenamiento vestibular
Vestibulococlear
Visión
Calentamiento
Pérdida de peso
Muñeca

Desbloquee 30 días de acceso gratuito a nuestro curso exploratorio

0
Su cesta
Su cesta está vacíaVolver a Cursos

Inscríbase para recibir los últimos recursos de formación

Reciba también una copia gratuita de nuestra lista de lecturas recomendadas